Betina O´Connell: Vecina y actriz al natural

Betina O´Connell: Vecina y actriz al naturalBetina O´Connell tiene una expresión muy suave, tranquila, dulce, es una mujer educada, correcta, egresada del colegio Jesús María en plena Recoleta. La actuación la encontró casi por casualidad mientras estudiaba Derecho y hacía algunas publicidades para ganarse su plata. Participó de un video clip de Luis Miguel junto con Mariana Fabbiani. Montaña Rusa fue la tira de televisión que la consagró y a partir de allí las cosas cambiaron. Su profesión pasó a ser la de actriz y el Derecho, e incluso el deseo de estudiar psicología quedaron de lado. Más de 20 años pasaron de aquella serie y muchos fueron los trabajos que realizó en televisión y teatro, algunos como “Culpable de este amor”, “Los médicos de hoy”, “Ricos y Famosos”, “Los ángeles no lloran”, algunas miniseries como “Yendo de la cama al living, “La conquista”, entre otras.
Hoy es la madre de la protagonista en Kally, la serie de Nickelodeon, pero por también es una mujer común, en sus 40 años, una vecina más del barrio Santa Bárbara, madre de 3 hijos: July de 11, Lauri de 10 y Cristóbal de 6 años y reparte su tiempo entre su profesión y el acompañar el crecimiento de sus hijos.

“Hace 9 años que ya vivo en la zona y me encanta criar a mis hijos acá. Valoro la tranquilidad, el verde, los lagos, aunque como toda madre voy y vengo con el auto de acá para allá”, cuenta Betina. “Por suerte pude equilibrar mi profesión y la maternidad. Con mi primera hija comencé a hacer el programa “Mi Bebé” como conductora y cuando mis hijos fueron creciendo pude volver a las tiras, hacer teatro e ir siempre manteniendo ambas pasiones”, completa. “Una de las pocas cosas que extraño de vivir en el centro es ir más seguido al teatro”. Estando acá en Nuevo Delta le resulta más difícil combinar para este tipo de salidas. Sin embargo, sus amigas de siempre siguen siendo parte de su vida, y fue sumando nuevas amigas que conoció entre las madres del colegio. “En la semana uno hace un poco de todo, pero mi momento ideal es el fin de semana, el sábado a la tarde, relajada en familia, disfrutando de mi marido y mis hijos”, asegura.

Cuando hablamos de su profesión también muestra tener el foco claro: “Es una profesión muy linda, pero hay que tener las cosas claras, uno puede ser el foco de atención un tiempo, y pasar al olvido luego. Al principio yo miraba a grandes actores que por ahí decían dos líneas y a nosotros que estábamos de moda nos daban todos los textos. Yo veía eso de afuera y pensaba que podía ser al revés”, sintetiza de manera muy centrada. “Esa es la parte que por ahí no me gusta tanto y me gusta a la vez, uno tiene siempre la incertidumbre de qué va a venir después. Y la otra cosa que me cuesta mucho son las esperas. Cuando era más chica me divertía entre escena y escena, charlaba con compañeros, etcétera. Hoy me impaciento más fácil, uno siente que tiene muchas responsabilidades y cuesta ser paciente”.
Como madre de 2 niñas ya preadolescentes comienza a vislumbrar en ellas las ganas de seguir su camino y sólo espera “que puedan tener opciones, alternativas, mirar dentro de ellas y poder elegir su mejor camino, con los pies en la tierra, sin obnubilarse por la fama y lo que parece desde afuera”.

Betina disfruta de la actuación, de hacer papeles que le permitan reír, emocionarse. Como madre de Kally en la tira adolescente en la que está trabajando actualmente puede organizarse para grabar unas semanas y dedicarse a su familia con tranquilidad, otras. Y por supuesto dedicarse a ella, a estar bien, a cuidarse, ya que su imagen siendo actriz es importante. Una alimentación saludable, ejercicio y cuidado de la piel no invasivo son parte de su rutina.
Una asignatura pendiente es algún estudio relacionado con la psicología, es algo que aún está en el tintero para Betina. Hoy está en un gran momento de equilibrio y así lo trasmite con sus modos, sus gestos, su enorme sonrisa que ilumina el ambiente y que denota pureza de verdad, de esa que no se pierde porque es parte de su esencia.

Foto de Betina: Mariano Hotto

Huna medicina estética

Verse natural

“Quiero cuidar mi piel de manera natural”, “No quiero hacer nada que dañe mi piel”, “Quiero mantener mi cuerpo saludable”. Ese fue el pedido de Betina O´Connell cuando nos contactó este año para que cuidemos su piel y su cuerpo. En Huna realizamos tratamientos personalizados adaptados a la persona, su tipo de piel, su metabolismo, su actividad laboral, actividad física, alimentación y sus preferencias.

Al evaluar la piel de Betina, vimos que se trataba de una piel sensible. Como es más frágil, una ráfaga de viento, un rayo del sol, una comida especiada, una emoción puede generar reacción en su piel. Nuestro objetivo en este caso es proteger y regenerar la piel dejando de lado cualquiera de las fórmulas agresivas que otro tipo de pieles puedan tolerar. En gabinete realizamos peelings enzimáticos, este es uno de los tratamientos de exfoliado más suaves que existen. De esta manera logramos acelerar la renovación celular, disminuir las manchas de la piel y líneas finas de expresión. A esto le sumamos, hidratación profunda y le recomendamos una hidratación diaria de la piel, esencial para ralentizar el proceso de envejecimiento de la misma. Además, la acción combinada del retinol una vez al día por la noche más la vitamina C durante el día, es un cuidado diario complementario, y por supuesto, uso diario de protector solar, ya que el sol es el principal factor de envejecimiento de la piel.

Otro de los tratamientos que elegimos para ella es la radiofrecuencia Exilis que logra resultados profundos sin dolor y sin dejar marcas en la piel. Recomendamos para su edad entre 4 o 6 sesiones anuales. Que a su vez si las combinamos con plasma rico en plaquetas potencian sus efectos colagénicos logrando mayor bioestimulación y tensión facial. Para hidratar más profundamente su piel y trabajar en pequeñas arrugas que van apareciendo recomendamos hacer mesoterapia suave superficial con ácido hialurónico combinada con Oligoelementos, vitaminas y sustancias tensoras para ir trabajando el contorno facial y el cuello.

Por la actividad laboral de Betina ella temía perder sus gestos. Usamos máscaras, cremas y mesoterapia con Argireline que suavizan la contracción muscular trabajando sobre las arrugas de expresión. No obstante, para mejores resultados en entrecejo (ya que es un músculo fuerte) el tratamiento de elección sería toxina botulínica que usándola en dosis bajas permite conservar la movilidad suavizando las arrugas de manera natural. La piel de Betina se mantiene muy bien y por ahora no es necesario usar rellenos con ácido hialurónico. En mujeres con pieles más maduras podemos retocar en el contorno de los ojos generando puntos de sujeción y Lifting mejorando ojeras pómulos y contorno facial. En los labios podemos dar un suave hidratación mejorando el aspecto rugoso que comienza a aparecer a partir de los 40 devolviendo la turgencia de los 20. La zona del cuello podemos tratarla combinando la radiofrecuencia Exilis con plasma rico en plaquetas y en edades más avanzadas también con Botox para redefinir contorno de la mandíbula y un suave efecto lifting.

Con respecto al cuerpo siempre es importante la alimentación y la actividad física. Betina tiene una dieta sana baja en hidratos y mantiene su cuerpo en actividad. En Huna para prevenir la celulitis lo que recomendamos es un tratamiento combinado Exilis (radiofrecuencia) + Xwave (ondas de choque) y mesoterapia. Al combinar estos tratamientos se consigue reducción de volumen, desaparición de la piel de naranja y el rejuvenecimiento de la piel, con un incremento de la tersura y elasticidad de las zonas tratadas.
Otro de los tratamientos recomendados para adiposidad localizada es el novedoso equipo Vanquish Me de BTL. Es un equipo de radiofrecuencia multipolar, sin contacto. Cuando la temperatura del tejido graso alcanza los 44 o 45º, se produce un fenómeno denominado apoptosis o destrucción celular no inflamatoria, que se traduce en la pérdida de volumen del área tratada por la reducción de su panículo adiposo.
Vanquish ME es un tratamiento de eliminación del tejido graso no invasivo y ambulatorio que surge para responder la demanda de aquellos pacientes que presentan depósitos de grasa localizada y que no quieren (o no pueden) someterse a un procedimiento invasivo.

Y como ya sabemos nuestras emociones influyen en cómo nos vemos, cómo luce nuestra piel, en las ganas, en la ansiedad, en sostener una buena alimentación en la voluntad, en nuestra vitalidad. Para quienes están abiertas y tiene ganas acompañamos los tratamientos con terapia floral y otras terapias alternativas.

Edificio Coral Plaza – Studios of. 411
Tel/wapp: 15-6750-0257
Facebook: @esteticahuna

No Comments Yet

Comments are closed

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally

Llamános al 011 4871-4311

ó Completá el formulario: