Día de la Flor Nacional: Ceibo, seibo, zuinandí, Erythrina crista-galli

Día de la Flor Nacional: Ceibo, seibo, zuinandí, Erythrina crista-galli

Cada 22 de noviembre se conmemora el Día de la Flor Nacional Argentina, el Ceibo.  Fue declarada flor nacional argentina por Decreto del Poder Ejecutivo de la Nación Nº 138474 en diciembre de 1942.

Ceibo, seibo, zuinandí, Erythrina crista-galli

por Lucila Bustos @oda_al_verde

“Cresta de gallo roja” es la traducción literal del nombre científico del ceibo: Erythrina crista-galli, denominación que recibió en referencia a sus características flores rojo carmín.

Día de la Flor Nacional: Ceibo, seibo, zuinandí, Erythrina crista-galliEste árbol pequeño, de hasta 6-8 m de altura e igual diámetro es originario del litoral argentino, Uruguay, Paraguay y sur de Brasil donde crece en las riberas de ríos, lagos y zonas pantanosas.

Fuente de inspiración para diversas expresiones artísticas, la leyenda de la joven indígena Anahí colaboró a que en la cultura popular este árbol simbolice la valentía y fortaleza ante el sufrimiento. El color rojo de su flor se encuentra presente en el gorro frigio de nuestro escudo nacional, haciendo referencia a la libertad.

Declarada flor nacional argentina en 1942, desde 2008 cada 22 de noviembre contamos con una fecha para conmemorar esta especie nativa de gran aporte al ecosistema.

Día de la Flor Nacional: Ceibo, seibo, zuinandí, Erythrina crista-galliCaducifolio, de tronco retorcido, florece en primavera en forma de racimos muy vistosos atrayendo varias especies de picaflores por su néctar y a otras aves, como el pájaro pepitero gris, que se alimenta de frutos y brotes.

Paisajísticamente, su tamaño permite incluirlo en jardines pequeños como ejemplar aislado o agrupar varios formando bosquecillos, en extensiones mayores. Resulta una excelente alternativa para plantarlo en cercanía de cursos de agua, donde pocas especies son aptas. Longevo, de rápido crecimiento, requiere pleno sol y reparo de las heladas en sus primeros años en zonas más expuestas.

Al plantar un ceibo reafirmamos nuestra identidad, restauramos paisajes modificados y damos alimento a un grupo de aves que demanda nuestras acciones.

Otras notas: 

Roberto Burle Marx – Jardines  con reminiscencias del Paraíso 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally