Algunos tips para una vida saludable

Algunos tips para una vida saludable

El estado de nuestra salud se ve reflejado directamente en nuestra calidad de vida. Cada vez son más las personas que deciden cambiar sus hábitos alimenticios y rutinas físicas por unas más saludables.

Si bien tenemos conocimientos para generar un comportamiento alimentario y nutricional más equitativo, muchas veces se producen algunos mitos e ignoramos algunos consejos fundamentales para poder llevar adelante una vida saludable. Recordá tener en cuenta que antes de incorporar una dieta, es importante consultar con un especialista.

Para favorecer la aprehensión de conocimientos que contribuyan a cambiar los hábitos alimentarios de hombres y mujeres a lo largo del país, el Ministerio de Salud de la Nación diseñó las “Guías Alimentarias para la Población Argentina” (GAPA). En la misma se redactaron 10 mensajes con algunos comportamientos que benefician al organismo.

Algunos tips para una vida saludable

1. Incorporá alimentos de todos los números y realizá 30 minutos de actividad física. 

  1. Realizá las 4 comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Incluí verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur, o queso.
  2. Realizá actividad física continuada o fraccionada todos los días para mantener una vida activa.
  3. Es recomendable comer tranquilo y en porciones moderadas.
  4. Elegí alimentos caseros en vez de procesados.

2. Tomá a diario 8 vasos de agua segura.

1. A lo largo del día beber al menos 2 litros de líquidos, sin azúcar, preferentemente agua.
2. No esperes a tener sed para hidratarse.
3. Para lavar los alimentos y cocinar, el agua debe ser segura.

Tip saludable: Si bien el agua es la mejor fuente de hidratación, el té, café, el mate y la leche también ayudan.

3. Consumí a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.

1. Consumí al menos medio plato de verduras en el almuerzo, medio plato en la cena y 2 o 3 frutas por día.

4. Disminuí el consumo de sal y de alimentos con alto contenido de sodio

  1. Una buena opción para disminuir su consumo es cocinar sin sal, y evitar el salero en la mesa.
  2. Para reemplazar la sal podés utilizar condimentos como la pimienta, el orégano, el pimentón, entre otros.
  3.  Los fiambres, embutidos y otros alimentos procesados (como caldos, sopas y conservas) contienen elevada cantidad de sodio, al elegirlos en la compra leé las etiquetas.

5. Limitá el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal.

1. Limitá el consumo de golosinas, amasados de pastelería y productos de copetín, tales como palitos salados, papas fritas de paquete, entre otros.
2. Disminuí el consumo de bebidas azucaradas y la cantidad de azúcar agregada a infusiones.
3. Reducí el consumo de manteca, margarina, grasa animal y crema de leche.
4. Si se consumen, elegí porciones pequeñas y/o individuales.

6. Consumí diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados.

1. Incluí 3 porciones al día de leche, yogur o queso.
2. Elegí los quesos blandos antes que los duros y aquellos que tengan menor contenido de grasas y sal.

7. Ingerí legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca.

8. Consumí aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.

1. Utilizar dos cucharadas soperas al día de aceite crudo.
2. Optar por otras formas de cocción antes que la fritura.
3. En lo posible alternar aceites,como girasol, maíz, soja, girasol alto oleico, oliva y canola.
4. Utilizar al menos una vez por semana un puñado de frutas secas sin salar (maní, nueces, almendras, avellanas, castañas, etc.) o semillas sin salar (chía, girasol, sésamo, lino, etc.).

9. El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, adolescentes
y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitarlas siempre al conducir.

10. Al consumir carnes quitarle la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.

1. La porción diaria de carne se representa por el tamaño de la palma de la mano.
2. Incorporá carnes con las siguientes frecuencias: pescado 2 o más veces por semana, otras carnes blancas 2 veces por semana y carnes rojas hasta 3 veces por semana.
3. Incluí hasta un huevo por día especialmente si no se consume la cantidad necesaria de carne.
4. Cociná las carnes hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior previene las enfermedades transmitidas por alimentos

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally