Consejos para cuidar las orquídeas mariposa

orquideas-4Es la mejor orquídea para cultivar en las casas y también la favorita de los productores. Son plantas de buen crecimiento y florecen naturalmente desde fines de invierno a mediados de primavera. Los productores especializados pueden inducir la floración en cualquier época del año. Las temperaturas y condiciones normales en una casa son habitualmente suficientes para su mantenimiento. Crecen en forma natural en selvas tropicales y son epifitas, es decir, viven en el aire entrelazadas a las ramas de los árboles y sus raíces son aéreas y absorben la humedad del aire o de la llovizna. Su inflorescencia compuesta de cinco a diez flores puede durar dos a tres meses y el mantenimiento es muy sencillo.

Sus cuidados

Luz: necesitan luz (no sol directo) para un buen crecimiento y para la producción de flores. En las casas la ubicación ideal es la ventana del este y si es hacia el norte o el oeste, debe estar sombreado. Si desea tenerla bajo luz artificial, esta debe ser de cuatro tubos fluorescentes de 40 watts o dos lámparas incandescentes de 40 watts y se ilumina durante 12 a 16 horas. Las hojas verde oscuro suelen ser síntoma de poca luz y las verde claro de exceso de luz.

Humedad: la humedad relativa de 60 a 70%. Para que la planta tenga humedad suficiente, se la puede colocar en platos con piedras o leca parcialmente llenos de agua de modo que la maceta nunca toque el agua. El agua es un elemento crítico para la phalaenopsis, nunca hay que dejarlas secar totalmente. Hay que regarlas abundantemente, de modo de lograr un cambio de la atmósfera de las raíces y no hay que volver a regarlas hasta que el sustrato este casi seco. Debemos repetir el ambiente de la selva, en donde vive en el aire absorbiendo a través de sus raíces especiales la humedad del medio ambiente. En condiciones normales de humedad y luminosidad de una casa, durante invierno se puede regar cada 10 a 15 días y durante el verano 1 a 2 veces por semana. No mantener el sustrato saturado de agua, en lo posible se debe regar con agua de lluvia y en horas de la mañana, evitando el uso de agua clorada.

Floración: para la iniciación floral es necesario varias semanas con temperaturas nocturnas de 18°C, condición que se da habitualmente durante el otoño, en el exterior de la casa y protegido del sol y del viento. Cuando finalice la primera floración, se puede cortar la vara floral dejando tres nudos, permitiendo que brote otra vara que florecerá 3 o 4 meses después.

Temperatura: la temperatura del día debe ser de 20 a 24°C, aunque puede ser mayor y la nocturna de 15 a 18°C.

Sustrato: si el sustrato es de corteza de pino hay que aplicar un fertilizante con alto nitrógeno como un 30-10-10 y si no tiene corteza, utilizar uno balanceado como un 20-10-20.
La dosis es de 0,25gr por litro de agua y la frecuencia es de cada tres riegos una con fertilizante en invierno y en los meses cálidos de cada dos riegos uno con fertilizante.

Trasplante: cuando se degrade el sustrato, o disminuya su tamaño, es decir luego de dos a tres años, se puede trasplantar en la primavera luego de la floración.

Multiplicación de Orquídeas Phaleanopsis

Es posible que la orquídea Phalaenopsis, en lugar de producir un racimo de flores en la vara, produzca un keikien, un nudo de la vara tras la floración. Keiki es un vocablo hawaiano que designa “bebé”. Los keikis son como pequeñas plantitas formadas por pequeñas hojitas que crecen en las varas y producen raíces aéreas. Cuando la plantita tenga al menos tres hojas y algunas raíces, podremos cortar la vara floral unos 3 centímetros por debajo del keiki y unos 3 centímetros por encina. Plantaremos el keiki, incluyendo el pedazo de vara, en un tiesto independiente con un sustrato especial para orquídeas. La nueva orquídea será idéntica a la planta madre.

Una misma planta puede florecer dos o tres veces el año, pero donde hay muchos keikis no tendremos flores.

 ¿Cómo trasplantar una orquídea Phaleanopsis?

Cada dos o tres años, siempre después de la floración, conviene trasplantar la orquídea.

Antes de trasplantar nuestra Phalaenopsis debemos mojar bien las raíces y el sustrato. Con esto conseguiremos que las raíces estén más flexibles y no se nos rompan.

Sacaremos la planta de su tiesto con mucho cuidado de no dañar las raíces. Después, desinfectaremos unas tijeras bien afiladas con lejía, alcohol, o pasándola por una llama y cortaremos todas las raíces muertas, que son aquellas que se han vuelto de color marrón y aspecto seco. Si hay raíces podridas por el exceso de humedad, deberemos eliminarlas también, dejando sólo las raíces sanas y vigorosas.

Volveremos a plantar la Phalaenopsis en un tiesto adaptado a su tamaño y con un sustrato nuevo, especial para orquídeas. El sustrato viejo no se reutiliza nunca. No intentaremos cubrir las raíces aéreas por completo ya que es recomendable que estén en contacto con el aire.

Mientras la orquídea se recupera del trasplante, es recomendable protegerla del sol. No es conveniente regar la orquídea cuando esta recién trasplantada, esperaremos una semana antes de regar. Podemos pulverizar las raíces y las hojas si hace mucho calor y hay poca humedad. No abonaremos hasta pasado un mes.

 ¿Qué hacer cuando tu orquídea Phaleanopsis está sin flor?

Primero y principal la planta sigue viva y hay que prepararla para que genere nuevas flores. Seguí estos consejos:
1. Cortá la vara floral por arriba del 3er o 4to nudo con una tijera filosa.
2. Al agua de riego agregale fertilizante triple 15 en una proporción de 1/2 gramo por litro de agua o en un balde de 5 litros deja preparado agua disolviendo 3 gramos de fertilizante (1 cucharada de te) y usala para el riego habitual. No ponerle fertilizante sin disolver porque quema las raíces.
3. A temperaturas entre 20 y 23 grados genera la vara floral o desarrolla una nueva planta (ver fotos). Le lleva entre 4 y 5 meses este proceso. Por eso no la dejes de cuidar.
4. Si nació una nueva planta (crecieron hojas nuevas en la vara donde antes estaban las flores) sólo tenés que cortar el tallo para separar la nueva planta y plantarla en sustrato para Orquídeas.
5. El sustrato tiene que ser especial para Orquídeas (como se explicó en el apartado “Multiplicación”).
6. Mientras esta planta está creciendo, nuevamente se recomienda tener una nueva en flor y de esa forma siempre estará florida tu casa y no te olvidarás de cuidar de tu orquídea. El fertilizante y el sustrato se compran en cualquier vivero. 

¿Qué maceta es recomendable?

Estas plantas son felices en recipientes pequeños, adaptados a su tamaño. No debemos utilizar macetas porosas de cerámica o barro cocido ya que acumulan las sales minerales.

Las raíces de estas plantas son verdes por la clorofila que contienen. Con la ayuda del sol, son capaces de realizar la fotosíntesis, por lo que las macetas más convenientes son las transparentes o translucidas, que dejan pasar la luz solar. Las macetas opacas o los cubre tiestos no son apropiados para las Phalaenopsis ya que no dejan pasar la luz.

¿Cómo regar una orquídea Phaleanopsis ?

Para los riegos, no debés tomar una rutina sino esperar a que la planta lo pida ya que depende de las condiciones climáticas. Las raíces internas, las que están dentro de la maceta, son las que marcan el ritmo de riegos.
Si las raíces están blanquecinas/plateadas toca riego; si las raíces están verdes no hay que regar. El agua puede estar a temperatura ambiente sin cal ni cloro, yo suelo aconsejar dejarla reposar 24 horas antes del riego, o utilizar agua de lluvia que podemos tener reservada para estas plantas.
Hay que tener en cuenta que las orquídeas en su hábitat natural suelen vivir en las ramas de los árboles y con las raíces al aire, no en el suelo. Esto quiere decir que reciben el agua de lluvia de los que extraen el material orgánico para alimentarse, pero luego las raíces se secan rápidamente.
No obstante, cuando compramos orquídeas éstas vienen con sus raíces dentro de un pequeño recipiente que sirve de soporte a la planta. El problema de estos recipientes es que si no escurren bien todo el agua y se producen retenciones durante horas o días, las raíces al no poder secarse entre riegos (como hacen en su hábitat natural) se pudrirán y la planta morirá.

www.clubdelasorquideas.com

Consejos y pedidos: 15-2240-8042

Por Claudia Moffa

orquideas-1 orquideas-2 orquideas-3

No Comments Yet

Comments are closed

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally