Diferencias entre cosmética sustentable, orgánica, vegana y natural

Diferencias entre cosmética sustentable, orgánica, vegana y natural

Fuente: Weleda.

La concientización mundial de preservar el planeta, impulsada por múltiples movimientos ambientalistas y de protección animal alrededor del mundo, plantea nuevas formas de consumo y estilos de vida. La cosmética también se sumerge en esta corriente de cambio y va sumando adeptos que buscan y desean cuidarse con productos que respeten el entorno.

En qué se diferencia la cosmética sustentable, vegana, de la orgánica, natural y otras denominaciones similares que parecen iguales pero no lo son. Los profesionales de WELEDA explican las diferencias y características de cada una de ellas.

Diferencias entre cosmética sustentable, orgánica, vegana y natural
Diferencias entre cosmética sustentable, orgánica, vegana y natural

Una cosmética sustentable es un enfoque que engloba y cuida TODOS los procesos que intervienen en la fabricación de los cosméticos a nivel macro, sin descuidar ninguna instancia. Desde que sea biodegradable y que no se haya probado en animales, hasta que se haya elaborado con ingredientes provenientes de de cultivos orgánicos, libres de pesticidas, sin siliconas, sin ingredientes modificados genéticamente, sin fragancias sintéticas, en envase reciclable y sin usar derivados del petróleo. Estos son algunos de los tantos conceptos en los que se puede pensar para definir una cosmética sustentable.

Una cosmética vegana puede no ser necesariamente sustentable, porque puede no incluir ingredientes derivados de animales, pero aún así utilizar siliconas, por dar un ejemplo.

Una cosmética orgánica se refiere a que no se utilizaron fertilizantes ni pesticidas en los cultivos de los que se obtienen los ingredientes para la fabricación de los productos. Weleda, por ejemplo, cumple con los estándares de cosmética sustentable en tanto que trabaja con más de 1.000 ingredientes naturales obtenidos de cultivos orgánicos, biodinámicos o de recolección silvestre controlada.

“Nos centramos en el concepto de ‘la granja/el huerto’ como organismo vivo y sano donde están prohibidos el uso de fertilizantes, sintéticos y agroquímicos“, explica Isabel Escalante, Responsable de Marketing de Weleda Argentina. “Para proteger y fomentar la fertilidad de la tierra se aplican métodos antiguos como la rotación de cultivos y el abono con compost“.

Cuando se habla de cosmética natural (entendida como que no afecta negativamente al medio ambiente) no es que no puede utilizar ingredientes sometidos a reacciones químicas, sino que debe velar cuidadosamente qué tipo extractos naturales sometidos a reacciones químicas permite. Natrue, el sello de cosmética natural y orgánica más exigente de Europa, sólo permite el uso de ingredientes que son puramente naturales, o derivados de reacciones químicas cuando estas están presentes en la naturaleza, o que son idénticamente naturales cuando no son dañinas para el medio ambiente. Si no hubiera ciertas reacciones químicas y los ingredientes fueran exclusivamente puros, no habría cosmética posible.

Ahora bien, la falta de legislación sobre la importancia de las certificaciones hace que muchas empresas puedan considerarse naturales o sustentables cuando realmente no lo son. Hay mucha desinformación o mejor dicho, un exceso de información que confunde a los consumidores y de las que muchas marcas se aprovechan.

¿Todos los productos naturales son sustentables?

Diferencias entre cosmética sustentable, orgánica, vegana y natural

No toda la cosmética natural es necesariamente sustentable. Habría que evaluar el INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos), según cada caso.

¿Es mejor usar productos de cosmética naturales?

Los productos de origen vegetal, al mantener una estructura similar a la epidermis, se absorben y asimilan de un mejor modo que los productos artificiales y se evitan posibles alergias o reacciones adversas.

¿Es lo mismo la vegana que orgánica?

No es lo mismo. La COSMÉTICA VEGANA, claramente es una de las más visibles y notorias tendencias que se registran. Cada vez son más las personas que se interesan en saber de dónde y cómo se elaboran los cosméticos y cuidan que todo sea hecho sin lastimar a otros seres vivientes. Para que un cosmético sea vegano no basta con que no se haya efectuado el testeo en animales, sino que no puede poseer ningún ingrediente de origen animal.

Weleda no hace prueba de sus productos en animales ni los sacrifica para obtener algunos ingredientes. La certificación Natrue a la que adhiere Weleda, que es el sello de cosmética natural y orgánica más exigente de Europa, ratifica dichos fundamentos. Sólo unos pocos productos de Weleda no son aptos para veganos ya que contienen una pequeña dosis obtenida de procesos que provienen del reino animal, sin afectar ni agredir la vida del ser vivo, obviamente.

Diferencias entre cosmética sustentable, orgánica, vegana y natural

Por su parte, la COSMÉTICA ORGÁNICA, se refiere a que las materias primas que se utilizan para la elaboración de los productos derivados de la tierra o cultivos no tienen ningún tipo de fertilizantes ni agroquímicos. Una responsabilidad consciente hacia el medio ambiente se manifiesta en cada detalle de la operación, desde el cultivo orgánico de las plantas hasta el envasado final de los productos. Los productos no tienen conservantes sintéticos como los parabenos ni sus derivados químicos que se utilizan como conservantes en la industria alimentaria y en la cosmética.

¿Es mejor usar productos de cosmética naturales?

Con el paso del tiempo las necesidades de la piel van cambiando. Para mantener o recuperar el equilibrio de su metabolismo natural lo mejor es cuidarla con ingredientes naturales, con los que la piel mejora su color y aspecto y mantiene los resultados a largo plazo. Estos productos a su vez, por presentar una estructura similar a los tejidos de la piel, se absorben y asimilan con mucha facilidad.

No Comments Yet

Comments are closed

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally