Madres e hijos, un lazo atemporal que atraviesa la literatura

Por: @viajarenpalabras

Madres e hijos, un lazo atemporal que atraviesa la literatura

A fin de cuentas, la literatura expresa realidad, las experiencias se transforman en relatos que inmortalizan los momentos. Las madres son pilares en la vida de un hijo, ya sea por su apoyo como por su ausencia. De eso se trata la literatura, de plasmar los momentos que quedan registrados en corazón.

Este domingo se celebra el Día de la Madre en Argentina, un día donde recordamos a nuestras mamás, eternas guías de la vida. Amigas, maestras y mentoras. Feliz en su día a las que nos acompañan todos los días, a las que nos tuvieron en su vientre y las que fuimos adoptando a lo largo los años y sentimos como propias. A las que no están, pero jamás olvidaremos.

A continuación, recomiendo tres libros que exploran las relaciones entre las madres y sus hijos. Dichos lazos no son perfectos, sino que se refugian en lo humano y real; en los errores, las memorias y las palabras no dichas.

Madres e hijos, un lazo atemporal que atraviesa la literatura

Okasan, Mori Ponsowy

Okāsan es un diario de viaje hacia nuestras raíces; es una revelación de una madre que se reinventa y se encuentra con su rol de mujer luego de varios años. El ciclo se cierra en su propia madre, la cual vio con admiración y luego trató como a una hija. Es un relato de distancia dilatada en el tiempo, donde madre e hijo se ven cara a cara luego de varios meses. Se reconocen. Se miden. Se sienten. Se contrastan.

Okāsan es un camino de conocimiento, donde cada uno de nosotros se ve reflejado en el otro. Con nostalgia nos recuerda quienes supimos ser; la relación inocente que manteníamos con el ambiente y la reciprocidad entre “mamá” y “hogar”. Las cadenas deben soltarse para aprender a aferrarnos más fuerte aún. Mori nos invita a reflexionar y a aprender que el vínculo con la madre es de los regalos más especiales que nos da la vida, de allí el nombre de su libro.

Japón separó a una madre de su hijo. A partir de ahora será el hilo que los unirá cada vez que quieran sentir su corazón. “Eso era Tokio: una conjugación de pasado, presente y futuro que se parece más al estado onírico que a la vigilia”.

Madres e hijos, un lazo atemporal que atraviesa la literatura

La sal, Adri Riva

Son más las veces que nos preguntamos hacia dónde vamos que desde dónde venimos para entendernos mejor. Adriana Riva entrama el pasado de a saltos, descubriendo lo que fue entre esos secretos sin mencionar.

La sal explora una relación madre-hija que nunca encontró su cauce. Ema, la protagonista, culpa a su madre por la distancia; por los abrazos no dados, por la poca empatía, incluso por la falta de vida. Ema está embarazada de su segundo hijo y no es hasta que se aleja de su rutina que se siente estancada, como si la vida le pasara, igual que a su madre. Es en las diferencias, donde los opuestos se mimetizan.

Esta novela habla de las relaciones familiares, de un pasado escondido bajo una salima. Adri Riva logra llenar los silencios con palabras, palabras que salen como gritos. Palabras crudas que se reclaman una vez que fueron dichas en voz alta.

La vida de Ema pareciera reducirse a un accidente que sufrió de chica, aquel del que su familia jamás volvió a hablar y la postró en una cama por varios meses. Una historia que tiene como protagonista a mujeres reales: madres, hijas, hermanas, sobrinas y ante todo humanas. Personas que se equivocan y a raíz de estas grietas buscan el fin último: quién soy.

El ritmo se vuelve difuso en el tiempo, los orígenes se entremezclan con el presente a la perfección. Son las experiencias las que nos moldean, negarlas significa descartar lo que somos.
Esta ficción nos atraviesa a todos, nos hace replegarnos y preguntarnos: quién soy, quién quiero ser, qué tanto cargo me hago de mis acciones, por qué me rodeo de quienes están cerca.

Madres e hijos, un lazo atemporal que atraviesa la literatura

El tiempo entre costuras, María Dueñas

“Nunca habría podido imaginar que la sensación de volver a tener una aguja entre los dedos llegara a resultar tan gratificante”. En tiempos de guerra civil española, Sira Quiroga se traslada junto a Ramiro, su prometido, a Tetuán; capital del protectorado español en Marruecos.

La vida la enfrentará a diferentes situaciones límites donde deberá hacerse escuchar a pesar de haberlo perdido todo, hasta su identidad. La novela es larga, pero cada página vale la pena ser leída, y nos relata la historia de una mujer que tuvo que reconstruir su presente para imaginar un día más de vida.

En su trama encontramos una relación madre-hija que trasciende la distancia, donde las puntadas y retazos de telas reemplazan las palabras, pero jamás los abrazos.

Al pensar en amor propio, se me viene a la mente la imagen de Sira, una simple costurera que con esfuerzo construye su imperio. Debió aprender a perdonar y a dejar sus prejuicios de lado para transformarse en su álter ego. Se empapó de culturas, amistades dudosas y vivió mil vidas en una.

El tiempo entre costuras es una aventura de principio a fin, me encontré riendo en voz alta y limpiándome una – o varias- lágrimas. La novela fue adaptada a la pantalla chica por Boomerang TV en 13 capítulos. Sus directores y guionistas supieron ambientar esta historia dramática del siglo XX a la perfección, donde los actores dieron su propio tinte a cada personaje.

Este es uno de los casos en que la adaptación es tan fiel al libro que se me hace difícil pensar en diferencias. Los diálogos, escenarios y vestuarios se respetan. La único es que el libro, al ser tan largo, logra concentrarse en más detalles y esto se debe a la capacidad de María Dueñas en detenerse en largas descripciones sin ser tediosas.

Leí el libro en dos días; lo mismo que tardé en ver la serie apenas cerré la novela. Me volví un poco adicta a esta historia, pocas novelas histórico-románticas supieron estar a la altura. Madres e hijos, un lazo atemporal que atraviesa la literatura

Madres e hijos, un lazo atemporal que atraviesa la literatura

Leer más: “Resiliente”, un libro autobiográfico de esperanza y superación

No Comments Yet

Comments are closed

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally