Día del Gato: mitos y creencias que deberían eliminarse

Día del Gato: mitos y creencias que deberían eliminarse

El gato es uno de los animales domésticos más elegidos a la hora de adoptar una mascota. Cada 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Gato para valorar el compañerismo y las virtudes que rodean a este felino. En este día, desmitificaremos las creencias más comunes en torno a su figura.

Día del Gato: mitos y creencias que deberían eliminarse

La festividad se estableció en el 2002, cuando el Foro Internacional para el Bienestar (OFAW) y otros grupos de los derechos animales, decidieron hacer un recordatorio de que, si bien los gatos son domésticos, necesitan cierto cuidado y atención ya que pueden representar un peligro para la vida silvestre.

A pesar de ser muy inteligente, cariñoso e independiente, muchas veces se generan mitos y falacias entorno a su figura. A continuación, presentamos algunas falsas creencias que deberían eliminarse.

Los gatos caen siempre de pie: Este animal posee la capacidad de enderezar su cuerpo en el aire para minimizar el impacto y buscar caer de pie. Sin embargo, esto no siempre ocurre debido a que puede no tener tiempo para girarse. Por este motivo, es importante tener cuidado en el trato con nuestra mascota.

Los gatos siempre se llevan mal con los perros: Acostumbrar al gato a estar con el perro  desde pequeño, y viceversa, facilita a que puedan entablar una buena relación y convivencia.

Día del Gato: mitos y creencias que deberían eliminarse

El gato es traicionero y arisco: Si bien el perro es un animal que se caracteriza por ser más llevadero y sociable, la personalidad del gato siempre depende de la domesticación que reciba. De hecho, pueden ser mascotas muy compañeras y cariñosas.

Si el gato pierde los bigotes, no tendrá equilibrio: Los bigotes sirven para calcular la distancia y el espacio, no para calcular el equilibrio.

Los gatos deben beber leche: Solemos relacionar la imagen de un gatito con un tarro de leche, pero en realidad, el felino no debería tomar lácteos. Los gatos se alimentan de la leche de la madre, y al crecer, la enzima encargada de digerir la lactosa presente en su cuerpo va desapareciendo. Como consecuencia, podría sufrir problemas intestinales.

Los gatos negros traen mala suerte: Este mito tiene su origen en la Edad Media, cuando se lo asociaba con las brujas. Su color depende de la únicamente de la herencia genética.

Las mujeres embarazadas deben deshacerse de su gato para no contagiarse de toxoplasmosis: La mayoría de las personas se infecten con este organismo consumiendo carne de cerdo mal cocinada. Sin embargo, es importante limpiar la caja de arena todos los días para no darle tiempo a que los quistes se vuelvan infecciosos. En caso de estar embarazada, es recomendable utilizar guantes.

Lea también: 

Vacuna de la fiebre amarilla en el Municipio de Tigre

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally