Un bebé en la familia

La llegada de un bebé a nuestras vida, nos llena de incertidumbre desde el primer día que se siente en la panza, más aún si uno es primeriza. El embarazo sus etapas, los preparativos físicos y emocionales, el parto, los primeros días. Todos tienen cosas nuevas por aprender, y son un proceso de adaptación constante. todo puede fluir, pero otras veces puede haber dudas, miedos y complejos e incluso, procesos estresantes, como pasar por neonatología, que hacen que algo tan natural como amamantar se vuelve complejo. No todos los bebés son iguales y a algunos les cuesta más comer fácilmente del seno materno.

PuericulturaEl rol de una puericultoras, es acompañar a la familia durante el embarazo, el nacimiento y los primeros años del bebé, ofreciendo información y contención en varios aspectos: lactancia, desarrollo emocional de la madre y su hijo/a, cuidados de la mamá y del bebé.

Tener cerca una persona experta en la materia ayuda a estar informada, acompaña en los procesos que se van llevando adelante que implican adaptación por parte de toda la familia. Habitualmente uno tiende a comprar un libro para acompañarse en el embarazo e ir entendiendo cada trimestre. La compañía de una puericultora ayuda desde lo humano mucho más a vivir y llevar esta etapa con todo el goce que merece la creación de una nueva vida.

Mayoritariamente se asocia la tarea de la puericultora a la etapa de la lactancia. Es que es tal vez en donde uno ya está sólo en casa con el bebé y hay mucho por aprender y hacer, sumado al cansancio post parto.

Las puericultoras son expertas en la materia y además de conocer y explicar todos los beneficios de amamantar, trabajan en prevenir las posibles dificultades en los primeros días de llevar adelante esta tarea. La bajada de la leche, la preparación de los pezones, las formas de amamantar, el tratamiento de las afecciones de las mamas. Todo lo necesario para vivir una lactancia placentera y en el caso de no poder lograrlo, hacer hincapié sobre el apego y las bondades de la crianza. Es preferible una mamadera con amor que una lactancia sin goce.

Texto: María Paz Antonino.
Prof. Nivel inicial- Puericultora
Tel.: 154172-8761

No Comments Yet

Comments are closed

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally

Llamános al 011 4871-4311

ó Completá el formulario: