Transformando realidades

Transformando realidades“Creemos que la vida de los niños y jóvenes se transforma cuando reciben amor y cuidado. Los niños cuentan con la presencia de coordinadores y voluntarios que los reciben con abrazos, los cuidan y están atentos a sus necesidades”, así definen desde Potencialidades Asociación Civil su Programa de Ludotecas Madre Teresa que actualmente funcionan en diversas localidades, las más cercanas en el barrio Esperanza de Benavidez, Las Tunas, Bancalari y San Jorge.

La entidad que es presidida actualmente por Inés Justo Borga cumplió 14 años de trabajo continuo y tiene como objetivo poder devolverles a los niños la sensación de alegría que se despierta a través del juego. Pero volviendo a los orígenes, ¿cómo nació Potencialidades? “Surgió organizando una red de clubes barriales que llegó a tener la participación de unos 900 chicos. En ese primer momento se trabajó solo con varones, pero al darme cuenta que las chicas quedaban afuera y que también querían tener un espacio me propusieron la idea de crear una ludoteca, algo que me pareció excelente. Así fuimos convirtiendo esos clubes de Barrio en ludotecas, también hubo casas de familia que nos prestaron espacios”, cuenta a Locally Andrea Mettler, ex presidente de la entidad y actual directora ejecutiva. “Este modelo fue creado a partir de las necesidades de los mismos barrios, no a partir de una idea mía, sino brindando un poco lo que la misma comunidad manifestaba que necesitaba. En muchos casos los chicos estaban muy vulnerables y aprendí que debía haber un espacio al que pudieran recurrir todos los días. Las ludotecas abren cinco días a la semana aunque llueva o truene. Incluso ahora estamos consiguiendo donaciones de botas de lluvia para que esta experiencia no se interrumpa. Mostrar que aunque llueva, las cosas siguen. El trabajo de Potencialidades no sólo es exitoso, sino que es preventivo: tomamos a los chicos antes de que caigan en el círculo vicioso de la pobreza. Esto es prevención primaria, intervenir antes que el daño ocurra. El chico que es mirado, que es amado, es un chico que no termina en un Juzgado de Menores, puede crecer bien. Es un lugar donde ellos vuelven a ser chicos, aunque les haya tocado tener que enfrentar cosas de adultos desde muy pequeños. Lo que muchos de ellos no encuentran en sus casas tratamos de dárselos en esa gotita diaria de dos horas que les cambia la vida”, asegura con convicción.

Es precisamente en estas ludotecas donde el juego se transforma en una herramienta para que los niños puedan desplegar sus potencialidades, incorporen valores, liberen su imaginación y despierten la creatividad. En definitiva, un espacio seguro en donde recuperan su infancia. Un lugar de contención en donde refugiarse de los sinsabores que pueden ocasionar las malas compañías. “Actualmente el problema más grande es la droga. Los chicos están expuestos al narcotráfico de una manera tremenda. Cada vez más consideramos que nuestras ludotecas son refugios de amor donde los chicos son protegidos de los peligros de la calle y de la droga que se la dan por todos lados. La violencia familiar también es otro punto, pero lo que he visto en estos 14 años de trabajo es cómo se ha incrementado el tema de la droga, veo que la accesibilidad se ha incrementado notablemente lo que me lleva a pensar que somos un país narco”, afirma Andrea.

Además de las ludotecas, desde Potencialidades llevan a cabo otros programas, entre ellos “Tapitas” y “Oportunidad”. El primero está destinado a jóvenes de entre 13 y 20 años que participaron de las ludotecas o que pertenecen a los barrios donde funcionan las mismas y tiene como objetivo acompañar a los adolescentes en la transición de la niñez a la juventud, brindándoles un espacio de pertenencia sano, a través del cual orienten su crecimiento y acrecientan su estima personal. El otro, por su parte, apunta a las oportunidades laborales a los jóvenes del programa anterior. La entidad lleva un registro de los participantes en el que se va evaluando permanentemente su compromiso, desempeño y actitud en los talleres y, a partir del mismo, seleccionan a quienes se les dará una oportunidad laboral gracias a los contactos y alianzas que puede generar Potencialidades.

Para quienes estén interesados en sumarse, existen tres maneras de colaborar: con nuestro tiempo siendo voluntario en alguno de los programas o talleres, donando dinero en el programa de socios que es la principal fuente de financiamiento mediante la cual se sostienen las ludotecas, y difundiendo todo el trabajo realizado siguiendo y compartiendo las noticias que van subiendo en las redes sociales. “El juego es el lenguaje que les permite a los chicos expresar sus emociones, sentimientos, deseos y miedos. Estimula su crecimiento integral y enriquece su imaginación. Si tuviéramos más ludotecas en todo el país sería más fácil la inclusión social porque allí los chicos aprenden sobre el respecto, aprenden valores, a ser felices, a ser queridos. Son pasos chiquitos que hay que ir dando para que la niñez y los adolescentes argentinos vivan mejor. Que sepan que hay un futuro y que pueden concretar sus sueños”, concluye Andrea.

Potencialidades Asociación Civil

info@potencialidades.org.ar

(011) 4723-9000

Diego Palma 1516, San Isidro

www.potencialidades.org.ar

facebook.com/Potencialidades

instagram.com/Potencialidades

Transformando realidadesTransformando realidades

No Comments Yet

Comments are closed

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactános

Llamános al 011 4871-5912

ó Completá el formulario:





Motivo de contacto: