Vecinos de Villa la Ñata responden comunicado de Eidico

En respuesta al comunicado de Eidico, la asamblea de vecinos de Villa la Ñata y Dique Luján se comunicaron con Revista Locally para especificar los reclamos por la construcción del nuevo Barrio Santa Ana. 

En febrero comenzó el primer corte de la calle Loreto por un grupo de vecinos de Villa la Ñata y Dique Luján. Primero comenzaron dos o tres personas, paulatinamente fueron creciendo en cantidad hasta llegar a rondar las cincuenta. Desde aquella fecha, los domingo cada quince días, realizan estas manifestaciones pacíficas; cada cinco minutos interrumpen el tráfico para acercarse a los autos que circulan y explicarles la problemática por la construcción del nuevo Barrio Santa Ana de la empresa Eidico.

En enero se formó la Asamblea de vecinos de Villa la Ñata y Dique Luján en defensa de los últimos humedales continentales de Tigre. La problemática resurgió por la extensión del relleno de dicha obra hasta pocos metros antes de la ruta que dejó sin vereda a los peatones y ciclistas, y que inclusive, dicen que logró tapar el Canal Benavídez que facilitaba el escurrimiento del agua,

“Destruyen nuestros humedales”, explican Marcelo y Paula, residentes de Villa la Ñata en una entrevista exclusiva con la Revista Locally. Ambos lugares se caracterizan por atravesar constantes sudestadas, y, al ser dos zonas bajas, el agua queda estancada por el relleno de humedales.

“El humedal es el lugar donde las crecidas cíclicas del río se expanden y el agua escurre. Al rellenarlo se impide que el agua se esparza, y se producen inundaciones. Santa Ana tapó el Canal Benavídez con la obra y construyeron un terraplén de 3 metros. Estamos luchando por la pérdida de lugares para que el agua se distribuya que, como consecuencia,  aumentan el impacto de las inundaciones”, manifestó Marcelo.

Asimismo, declararon que la mayoría de los vecinos no cuentan con agua potable, y que la misma es obtenida de las napas subterráneas provenientes del acuífero Puelche. La asamblea acusa a Eidico de estar contaminando las napas con la construcción de las lagunas del barrio.  

Sumado a esto, los residentes repudian lo que consideran una falta de respeto a los sitios arqueológicos de los pueblos originarios que quedaron adentro del predio en donde se está construyendo el barrio cerrado. “No respetaron el derecho a la consulta de las comunidades indígenas”, expresó Paula, “Dos de los cinco sitios arqueológicos quedaron descartados en el terreno de Santa Ana”.

Por otra parte, la Ley N° 11.723 de Protección, Conservación, Mejoramiento y Restauración de los Recursos Naturales y del Ambiente en General determina la obligatoriedad de obtener una Declaración de Impacto Ambiental previo a la ejecución de obras y/o proyectos que produzcan o sean susceptibles de producir algún efecto negativo al ambiente y/o sus recursos naturales. según indicaran los vecinos, los desarrollos de barrios cerrados debieron someterse a dicho procedimiento previamente al inicio de la construcción para ser evaluados por la Municipalidad de Tigre sin embargo  los vecinos de Villa la Ñata sostienen que el estudio de impacto ambiental realizado fue financiado por la empresa, y pese a que aún falta la aprobación del municipio, Eidico continuó con la obra. Frente a este hecho, el distrito labró un acta de contravención y clausura de la obra en el mes de marzo y, seguido, el 9 de abril, realizó una segunda acta de clausura en “consecuencia del incumplimiento de lo descripto en acta de notificación n° 29998, en la cual se indicaba mantener la paralización de la obra”. Asimismo, ratifica que “hasta el día de la fecha, la obra no posee Declaración de Impacto Ambiental (DIA)”.

El próximo jueves 16 de mayo, se llevará a cabo la audiencia pública a las 15 hs. en el Museo de la Reconquista, en el que el Municipio evaluará el estudio de impacto ambiental para ratificar o no dicho desarrollo inmobiliario. 

Por su parte, los vecinos, buscan conseguir 10.000 firmas para impulsar un proyecto para defender a los humedales y a todos los residentes. Los mismos sostienen que Eidico viene desde hace años tapando canales, zanjas y construyendo 3 metros por sobre el nivel de la ruta.

A través de los cortes informativos, las redes sociales y la presencia en distintos medios, los residentes buscan concientizar a la población sobre una problemática que afecta  su calidad de vida. 

No Comments Yet

Comments are closed

Revista locally

REVISTA

FOLLOW US ON

Contactáte con Revista Locally